GALEA es el resultado de cuatro décadas de tradición y trabajo para la decoración.

Gracias a la inversión y a nuestra convicción de ofrecer los mejores productos para el bienestar del usuario, nace nuestra marca GALEA como un proyecto orientado a ofrecer los mejores resultados, tanto en calidad como en un servicio inmejorable.

Llámenos +34 600 972 250
Euskara Euskara Català Català Galego Galego Castellano Castellano
 

Noticias

Galea Floor / Consejos  / Cómo cuidar tus suelos de madera
Mantenimiento suelo de parquet

Cómo cuidar tus suelos de madera

Los suelos de madera, en todos sus tipos, son muy utilizados en los hogares ya que nos aportan mucha calidez y confort.
Estos suelos necesitan de unos cuidados constantes pero sencillos para mantenerlos en buen estado.
A continuación vamos a detallaros las claves de su limpieza y mantenimiento para mantener vuestro suelo de madera impecable.

Mantenimiento y conservación

La superficie de los suelos de madera acostumbra a estar compuesta por ceras y barnices, los cuales se pueden ver deteriorados a causa de ciertos roces, erosión o golpes.

Buenas prácticas para evitar estos roces son:

  • Evitar pisar con calzados que puedan contener piedras, tierra, barro, gravilla, etc., ya que podría ser una de las causas de arañazos en el suelo. Una solución para esto, a parte de descalzarse, es colocar felpudos en las entradas.
  • Poner fieltros en la parte de los muebles que está en contacto con el suelo, así evitaremos ralladuras en posibles movimientos del mueble. Se debe tener especial cuidado al mover los muebles, intentando siempre no arrastrarlos.

Uno de los mayores enemigos de la madera es la humedad. Por eso se debe de evitar al máximo el contacto del suelo con líquidos y mantener unas condiciones ambientales adecuadas.

Para conseguirlo es importante:

  • Si se nos derrama algún líquido en nuestro suelo de madera deberemos limpiarlo y secarlo de inmediato, evitando así que se filtre dentro de la madera. Si creemos que puede haber penetrado recomendamos secarlo con la ayuda de un secador, teniendo especial cuidado a no quemar la madera.
  • Los cambios en la humedad producen contracción y expansión de la madera. Debido a esto, debemos intentar evitar en todo lo que sea posible los cambios en la humedad. Para esto nos podemos ayudar de un humidificador en periodos de ambiente seco.
  • La temperatura ambiental también influye en el estado de la madera. Una temperatura entre 18ºC y 25ºC es ideal para el mantenimiento de la madera.
  • Los rayos de sol directos al parquet aclaran la madera y ayudan a su deterioro.
  • Evitar poner en contacto directamente sobre el parquet plantas u otras fuentes de humedad, ya que la humedad constante que generan es uno de los peores enemigos de la madera natural.

Finalmente destacar que nuestras recomendaciones son genéricas y que recomendamos que cuando escoja su suelo pregunte por el cuidado y limpieza de este.

 

Para más información visita nuestras redes sociales:

Instagram

Facebook

LinkedIn

No hay comentarios
Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?